La seguridad estructural es uno de los temas más nuevos y más relevantes dentro de la sociedad civil. Hay numerosas estructuras que requieren intervenciones de refuerzo estructural y muchos son los eventos sísmicos que han afectado y siguen afectando el territorio italiano en los últimos años. Entonces hay la necesidad de asegurar que el funcionamiento de las estructuras sea apropiado con las normas actuales y los  numerosos terremotos.

En este contexto, se introduce el uso de materiales compuestos que consisten en fibras de alta resistencia mecánica y resinas poliméricas, que representan una tecnología innovadora en comparación con sistemas de consolidación tradicionales, asegurando innumerables ventajas tanto desde el punto de vista técnico que práctico. Los materiales de FRP, de hecho, gracias a la alta resistencia mecánica y al bajo impacto sobre las estructuras en términos de peso, rigidez y geometría, representan una solución eficaz para la consolidación de estructuras en hormigón armado, albañilería, madera y acero.

La ausencia de fenómenos de oxidación, también, asegura una alta durabilidad de estos sistemas,  eliminando los aspectos críticos típicos de las intervenciones tradicionales.

El campo de aplicación de este tecnología es muy amplio y se usa en la mejora y modernización sísmica de las estructuras existentes degradadas o en el refuerzo local de elementos estructurales individuales. Las intervenciones posibles con los sistemas de FRP son numerosos y garantizan una alta ductilidad y resistencia a la estructura.

La línea de Olympus FRP ofrece una amplia gama de resinas y tejidos de fibra de carbono, vidrio, basalto, aramida y acero disponible en varios pesos y en diferentes urdidura. Las láminas de fibra de carbono pultruded están disponibles en numerosos tamaños y módulos elásticos y también las barras pultrusionadas de fibra de carbono, vidrio y fibra de aramida están presentes con una amplia gama de productos.